Carta a mi pequeño desastre interior

Querida amiga, querida loba,

Te alimento cada día con un poco de locura

¿Qué seria de nosotras sin aventuras?

Tú sigue soñando que yo por mi parte seguiré olvidando,

las llaves en casa,

el abrigo cuando hace frío,

el móvil sonando :

Vicky ring rong ring , vuelve Vicky ring rong ring

Olvidando a donde iba

hacía donde me dirigía

¿Qué narices hago aquí?

Vicky ring rong ring , vuelve Vicky ring rong ring

Tú sigue soñando , amiga, loba

ayúdame a olvidar,

que hoy es lunes,

que hace ya más de un año,

que había una vez que no había,

una chica que no existía,

ring rong ring

Porque no quería

¿Te ha gustado? ¡ Compártelo !Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *