Del amor y otras cosas.

Esta mañana leía  un artículo sobre el amor, la adolescencia y el acoso y yo que tengo a dos adolescentes cerquita cuyas hormonas bailan por jotas y soleas, muchos días me pregunto como podría ayudarles a que sean mujeres libres, fuertes, integras, que amen mucho y se dejen amar pero de quién las respete de verdad.

Si ya es difícil para los adultos (o pre –adultos) las relaciones,  imaginaros sin ese bagaje emocional que ahora tenemos , sí sólo conocemos lo que nos han contado, lo que hemos visto en las películas, las canciones que hemos escuchado o los libros que hemos leído.

¿Qué sucede cuando tenemos una idea equivocada del amor?

Si ni nosotras somos princesas ni ellos (o ellas)  príncipes y viceversa, si buscamos atención constante y con atención quiero decir dependencia,  si confundimos celos con amor y amor con posesión, si idealizamos , aguantamos y dejamos sutilmente que nos controlen, entonces ya no es hermoso sino peligroso y poquito a poco avanzamos hacia el precipicio.

Internet es una ventana al mundo y al control ¿De verdad necesitamos que la mensajería instantánea nos certifique que el mensaje ha sido enviado, recibido y leído?

¿Nos hemos vuelto locos?

¿Qué hacías ayer conectada-o a esas horas?¿Porqué agregas a ese o esa al Facebook?

Y así se empieza.

Cuando iniciamos una nueva relación creamos un nuevo universo, empezamos la historia de la humanidad en nuestra cama, las normas de convivencia las decidimos nosotros ,día a día , gesto a gesto, beso a beso.

Una buena amiga mía siempre dice que cada uno de nosotros llevamos una mochila a nuestras espaldas llena de piedras de las relaciones pasadas, inseguridades, miedos, errores, fracasos y un largo etcétera.

Yo siempre he defendido que después de una ruptura  necesitamos de invierno , nuevos libros, de paseos largos y noches de reflexión, guardar los buenos momentos, los bonitos que seguro hubo en un rinconcito del corazón y los errores lavarlos muy fuerte con agua y jabón.

Muchas veces pensamos que una ruptura es un fracaso y no tiene por que serlo , es también un nuevo inicio una nueva oportunidad de amar libremente, crear nuevas reglas, nuevos besos, de bañarnos desnudos en playas desconocidas, emocionantes y llenas de sorpresas.

Ni nosotras debemos ser histéricas controladoras y sumisas ni ellos machirulos celosos y agresivos.

El amor va en otra dirección ¡Qué bonito seria caminar juntos (y a veces revueltos) hasta conseguir nuestros sueños! yo los míos,  tú los tuyos y  juntos los de los dos.

Enseñémosles esto a nuestros niños , a nuestros adolescentes y a nosotros mismos, a ser libres a amarnos mucho y por todos los rincones que no hay relaciones perfectas pero si nuestra mochila se llena, que sea de besos , risas, revolcones y muchas siestas al sol.

“El amor no es esencialmente una relación con una persona específica; es una actitud, una orientación del carácter que determina el tipo de relación de una persona con el mundo […] Si amo realmente a una persona, amo a todas las personas, amo al mundo, amo la vida.”

El arte de amar ,  Erich Fromm.

kayeblegvad2

By Kaye Blegvad

¿Te ha gustado? ¡ Compártelo !Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Tumblr

5 Comments

  1. […] Del amor y otras cosas […]

    Responder
  2. Nicolas 3 diciembre, 2014

    Que bonito, prima.

    Responder
  3. Claudio 29 noviembre, 2014

    que grande eres yo quiero que me enseñes a ser como tu

    Responder

Responder a Claudio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *