La belleza de las cosas imperfectas

Lo que aprendí en el 2015.

Desde aquí un rinconcito en el norte de Italia dónde el frío atiza y queman a brujas buenas en fiestas paganas de invierno quiero dedicarle unas palabras al año que se ha ido.

Antes de mi viaje a España un oso me regalo un hermoso libro* del que he robado algunas frases que cito textualmente:

“ Wabi-sabi significa muoversi leggeri per il mondo

é la belleza delle cose imperfette, temporanee e incompiute

é la belleza delle cose umili e modeste

é la belleza delle cose insolite ”

Un ejercicio que me ayuda y mucho a ver esta belleza es este, el de escribir , este espacio que creo en mi ordenador con mucho amor y que llega hasta ustedes se ha convertido en una aventura de palabras para noches de lluvia e insomnio, una vez a la semana dejo una ventana abierta para que los que quieran se asomen , lean y si quieren se pasen a saludar, quiero hacer un espacio más bonito, más libre, más mío, más como yo,  para invitaros a un rico té de menta, sonetos y algunas pastas de letras para merendar, algún día espero (en Febrero) llegará, por el momento os dejo las cosas que aprendí en el año que se va.

COSAS QUE APRENDÍ EN EL 2014

– Que los lunes son para bailar.

– Que era más fácil de lo que creía volverme a enamorar.

– Que en una muralla de Verona crecen espárragos riquísimos pero difíciles de recolectar.

– Que hay primaveras que duran mucho más.

– Que Roma en un día no es suficiente , que debería volverla a visitar y que Cinque Terre son pueblitos mágicos con un balcón al mar.

– Que una prima se te case es un evento que celebrar.

– Que las  cabras eslovacas son cariñosas aunque se hagan de rogar y que no se dice haiku para saludar.

– Que  a las tomateras se las debe podar para que crezcan sanas, bellas y grandes y nos den muchos tomatitos para cenar.

– Que un tejado no se construye en un mes pero si una amistad.

– Que hay bichitos en la paja que te pican y tus noches se convierten en pesadillas por no poderte rascar.

– Que se puede sobrevivir a unas vacaciones en familia en el mar y hasta disfrutar.

– Que es muy bonito reencontrarse después de un viaje con muchas cosas que contar.

– Que tengo 452 amigos por el mundo que me dedicaron un me gusta para saltar un mar, pero aunque cogí mucha carrerilla creo que en otra ocasión será.

– Que aún me quedan muchas cosas por aprender y por las que soñar.

Feliz año nuevo a todos,

Vicky La Vickinga.

Tatka

   – By Tatka.

 

* WABI-SABI Leonard Koren.

¿Te ha gustado? ¡ Compártelo !Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *