ISLA DE FUEGO

GRANADO

Tímido el Otoño me despierta, el árbol de mi ventana ya está dando sus frutos, nunca hasta ahora había visto un árbol de granadas.
No puedo evitar caminar montañas desde mi cama y mi árbol siempre me acompaña.

Esta noche vuelo a una isla de fuego a dormir en un volcán, a abrazar a mi hermano, un año es demasiado tiempo.

Voy a llenarme de sol y de sal, de viento, de lava, voy a caminar descalza,

Voy a bañarme desnuda en un océano, a bailar en un bosque, a desayunar en un acantilado con vistas al mar.

Voy a tragar sal y a reírme a carcajadas
Voy a dejar que la isla me haga
Voy a escalar montañas está vez con mis pies, no con mis alas.

¿Te ha gustado? ¡ Compártelo !Share on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *