COMO SER AU PAIR Y NO MORIR EN EL INTENTO

stand by me

 

 

Tres, ni una ni dos sino tres son las veces que he trabajado como au pair, para los que estén más perdidos que un viceversa en el Museo del Prado, ser au pair es trabajar como niñera en otro país con un familia con la que además compartes domicilio, se entiende como un intercambio cultural, por lo que se hace un contrato verbal en el que se estipulan horas por semana, días libres, tipo de alojamiento y el salario, que dependiendo el país puede ser de entre 80-100 euros semanales por 20-30 horas de trabajo a la semana, algunas familias además te proporcionan un coche – bicicleta para uso personal, te pagan clases de idiomas o un seguro sanitario.

Read More

10 PELÍCULAS DE VIAJES IMPRESCINDIBLES I

cinema-paradiso_films-that-visit-movie-theater

¿Os suena? :)

Winter is coming, empieza a hacer fresquito y nos apetece pasar el Domingo en el sofá, con una taza de té calentita y algunos dulces, (aunque aquí en la ciudad de Giuletta el Otoño nos está regalando un sol esplendido) por eso he seleccionado algunas de mis películas favoritas, en todas la películas se habla de amor y de viajes, algunos a lugares lejanos y otros a personas, a momentos, a cambios más cercanos.
Aquí esta la primera parte
de mi selección, espero que os guste y no os olvidéis de comentar si tenéis alguna recomendación :)

Read More

INTERCAMBIO DE TRABAJO POR ALOJAMIENTO Y VIAJAR LENTO.

¿Has oído hablar de las webs que te permiten intercambiar algunas horas de trabajo por alojamiento?

Aquí te explico como funcionan algunas y las claves para convertirte en un granjero hippilongi , en un recepcionista en un centro de meditación o en un animador en un hostel en Berlin.

Existen varias webs que te permiten hacer intercambio de algunas horas de trabajo por un alojamiento y en muchos casos también comida, es una opción excelente para aquellos a los que como a mi, les guste viajar lento y sin mucho presupuesto.

Read More

MEMORIAS DE WOOFING . PARTE I. Irlanda, Amsterdam, Turquía.

Sobre volver a la tierra.

Lo mejor de Woofing son sin duda los compañeros de viaje

Crecí entre pinares aunque nunca di demasiada importancia, en primavera y en verano íbamos al río en bici, en otoño a recoger Niscalos ( Nicalos como decimos por aquí) fue cuando Ruly, mi perrito llego a nuestras vidas que empece realmente a disfrutar del pinar, a buscar tomillo, a caminar prácticamente una hora al día en la tranquilidad del bosque, a reflexionar , a curar heridas y olvidar amores.

A los 23 años me fui a Irlanda, a vivir en una granjita, mi último año en la Universidad había sido demasiado estresante, entre clases de varios cursos, el trabajo en el bar, despedidas, una ruptura amorosa y muchas emociones, necesitaba reencontrarme conmigo misma, tener tiempo para mi, y así es como llegue a una granjita al sur de Irlanda,

Read More

En el Ombligo del Teide

Tener un hermano a 3.600 km de distancia tiene sus ventajas, sobre todo si vive en Tenerife, en una casa con modestas vistas al atlántico, la última vez que visite a mi hermano en tierras canarias , tenía 23 años, me acababa de licenciar en la Universidad y me dirigía a lo que yo creía seria un año mejorando mi ingles en Irlanda y que acabaron siendo 4 años, otros muchos países , dos idiomas nuevos y muchas (y muy buenas) amistades de todo el mundo.


Tenerife me empujo, desde aquí despego el avión que me ha llevado y traído de vuelta para esta vez acunarme bajo uno de los cielos estrellados más hermosos que he visto.

Read More

ISLA DE FUEGO

GRANADO

Tímido el Otoño me despierta, el árbol de mi ventana ya está dando sus frutos, nunca hasta ahora había visto un árbol de granadas.
No puedo evitar caminar montañas desde mi cama y mi árbol siempre me acompaña.

Esta noche vuelo a una isla de fuego a dormir en un volcán, a abrazar a mi hermano, un año es demasiado tiempo.

Voy a llenarme de sol y de sal, de viento, de lava, voy a caminar descalza,

Read More

TÚ Y YO PERDIDOS O TÚ Y YO SALVADOS

Sobre la costumbre de amar.

Marian fayolle

by Marion Fayolle

Hace algunos bados fue el cumpleaños de Giulia, nos bañamos en el lago y vimos unos bonitos fuegos artíficiales, unos días después la regale “L’abitudine di amare” La costumbre de amar de Doris Lessing para su vacaciones en la playa.

Por la mañana ella lo miró con extrañeza, con un gesto de respeto insólitamente triste y le dijo:

¿Sabes una cosa, George? Creo que has adquirido la costumbre de amar.

-¿Qué quieres decir, querida?

Ella salió de la cama y se colocó a su lado, una niña desamparada con pijama blanco y el pelo alborotado, bajo los ojos y sonrió.

– Solo quieres tener algo entre los brazos , eso es todo. ¿Qué haces cuando estas solo? ¿Te abrazas a una almohada?

George no respondió le había partido el alma.

Un libro magnífico, de una escritora brillante (y admirable).

La costumbre de amar como quién tiene la costumbre de echarle dos cucharaditas de azúcar al café, no me extraña que George se desencajara , es terrible que te digan algo así.

Read More

Un verano en la ciudad, libros para leer a escondidas.

 

Es la primera vez en mis 27 años de vida que paso un verano en la ciudad, así que he decidido pasar las horas de más calor escondida en mi habitación y que sean los libros los que me lleven lejos.

reading on bed                              by 佗寂 on Flickr

El lunes escribía un texto que quizás publiquen en Proyecto Khalo, sobre como alimentarse con libros , en realidad son consejos para leer, sugerencias que yo misma necesito poner en práctica , últimamente son muchas las veces que me gustaría estar en otro lugar.

Read More

Dear Momo

Llevo meses pensando, imaginando, creando y sobretodo soñando con este blog, más sencillo, más bonito, más mío, y aquí estoy conteniendo la respiración, mi cuaderno de susurros que nació a orillas del Egeo, se ha hecho mayor, no está terminado, pero me cansé de esperar crecerá con el tiempo como hizo el anterior.

Read More

A Galeano

maan ali

Se me ha volcado el corazón, un pellizco de tristeza, una lágrima de rabia, se nos ha ido Galeano.

Mientras caminaba hacia Santiago cada noche le robaba un cuento a Eduardo, un abrazo, me contó la historia de los nadies, de los esclavos, me enseño a admirar a las mujeres fuertes y caminar junto a hombres honestos.

Una vez me susurro que todos tenemos derecho al delirio.

¿Qué tal si empezamos a ejercer el jamás proclamado derecho de soñar? Me dijo.

Son tan hermosas sus palabras que las leí también en Italiano y las recite en un curso de teatro.

Read More