Un baile entre pinares.

Del Invierno , un baile vasco y un pueblecito castellano.

Unos meses atrás escribía sobre como acabe bailando danza irlandesa en Italia, muchas cosas han cambiado desde entonces , aprendí a hacer un tejado ,  a bailar un valser  ya no me confundo entre despertarme y equivocarme en italiano (svegliarmi – sbagliarmi) aunque lo sigo pronunciando mal , he hecho dos osos a crochet y algunas de mis pulseras macramé viajan por el mundo en manos de curiosas valientes , he dado muchos besos y me he bañado en tres mares.

Read More

Tómame con calma

De repente me dan miedo los lugares llenos de gente, no me gustan los grupos grandes, necesito tiempo, espacio, me escondo , observo y sonrío , me gusta sentirme invisible,

cierro los ojos y desaparezco.

Me gustaría ser más abierta , pero me sucede que no se que decir, no se hablar sin decir nada , tampoco soy buena haciendo ruidos de animales y me río sin carcajada (sonora) supongo que el silencio, es uno de mis talentos.

Read More

Será que estoy viviendo…

Hace meses que no escribo y no es que no tenga cosas que contar (que aún son muchas) es que no se como hacerlo.

Empecé el verano bailando en el Piamonte italiano en una casa que tenía un sapo , quería una flauta “di legno” y pensé que como todo últimamente seguro me llegaba y no necesitaba comprarla.

Con la mochila llena de sonrisas llegue a un valle eslovaco dónde tres cabras gobernaban y una andaluza de caderas aladas cantaba a las flores para que bailaran , quisimos hacer un tejado pero nos hicimos camaradas.

Me bañe en un lago sin ropa y sin preocupaciones y vimos la luna llena más grande en muchos años.

Volví a Italia a dormir con un oso que me regalo una caja llena de besos, para que cuando no estuviera me hablaran.

Regrese a mis pinares , a mis padres , a mis hermanos y otra vez fui una adolescente atrapada a mis 26 años,  me escape a los madriles con una francesa que siempre bebe “chardonnay” y se pinta los labios de un rojo Channel.

Me llevaron a ver el mar y me tosté de sol y sal y de amor de primas , de esas pequeñitas que te despiertan con saltos en la cama.

Y volví a mi pueblo , a mi peña , a mis Druidas y cantaron en la verbena a Barricada y me convertí en una heavy-hippie que gritaba desatada (pero con el alma).

Y llego Septiembre como siempre de sorpresa y mientras preparo mi mochila un pajarillo me dice que hace mucho que no escribo y yo pensativa contesto…

será….

que estoy viviendo.

 

flauta

Y así en menos de un mes llego mi flauta “di legno “

La foto es de la mejor “ponedora de bandles” del mundo, Ewelina.

Achuchémonos los unos a los otros

Evangelio a los abrazos lejanos.

Sorprendentemente la R.A.E describe achuchar como un gesto violento , sin embargo para mi como para muchos (creo) achuchar es abrazar con el alma, el más bonito de todos los abrazos.

Hoy me he despertado con unas ganas terribles de abrazar  muy fuerte a los míos por eso inicio una cruzada para devolverle su sentido al verbo achuchar ( de abrazar muy fuerte y con mucho amor).

Read More

Primavera

 

Almendros en flor

 

Esta mañana pedaleaba una bicicleta gigante y yo me sentía igual de grande , una bonita música de duendes y aires del sur me acompasaba y mis cabellos y pensamientos muy alto (muy muy alto) volaban.

Parece que la primavera esta llegando y que he encontrado un bonito rincón donde sentarme,

y ver pasar los ratos

y ver crecer las flores

y seguir paseando porque “ancora siamo in viaggio”

y que extraño que no piense en irme, sino en quedarme

y que ya casi ni escriba,  ni lea,

será que tengo la vida aquí , bailando en mis manos

que las semillas del invierno por fin están germinando

que las flores de mis vestidos están muy contentas , porque se ondean al viento , un viento muy fresco que huele a romero.

será que cuando duermo la siesta el sol me besa

será que mi cuaderno de momentos cada día es más grande , más gigante

será  que mi amigo Kairos esta aquí una vez más ,  para saludarme.

 

Bienvenida primavera ¡ ven para quedarte !

 

 

Foto : Almendros en flor , Sandra Trigos ( La Loba).

Piedra , papel , tijera o esfinge.

Nunca se me han dado bien las decisiones , ¿ y a quién si? por favor, que alguien con un doctorado en vida me explique como cojones se sabe si estas o estabas equivocada.

Hoy he descubierto que la culpa de todo la tiene una esfinge.

Una mañana te despiertas y ahí están, esperando preparas litros de café y entre las tostadas se asoman tímidamente para recordarte que de esta, no te libras.

Haces listas, pides consejos, lees mil y un libros de autoayuda , estas segura  que alguien ha escrito sobre lo mismo, en realidad lo que buscas esta en todos los libros, paseas, paseas, paseas pero ni siquiera te acercas , te concentras , buscas a tu amiga la intuición, pero hace mucho que no os tomáis un café juntas y no entiendes bien sus palabras, te lamentas.

Pero llega, aterriza y como si de una escultura hecha a medida del más frágil de todos los cristales se tratase , la abrazas con cuidado, temblorosa y la haces tuya ¡qué algún dios o diosa de esos del Olimpo te bendiga! ya no hay vuelta atrás, la decisión esta tomada.

Y muchas veces como aterrizo aquella decisión se estrellan las dudas, con el tiempo te cuestionas si hiciste bien en irte, si deberías haberte quedado ¿Porqué dijiste todo lo que tenias que callar? ¿Porqué no callaste lo que tenias que decir? demasiadas preguntas y pocas respuestas  y es aquí cuando echas de menos a tu esfinge, para que te de algún que otro mordisco cuando tu respuesta sea incorrecta.

“La esfinge devoraba a todos aquellos que no respondían correctamente a sus preguntas. Pero ¿ Sabes lo más terrible de todo, Heracles? Lo más terrible era que la esfinge tenia alas y un día se echo a volar y desapareció.

Desde entonces , los hombres experimentan algo muchísimo peor que ser devorados por ella : No saber si nuestras respuestas son correctas.” *

Quizá es simplemente que no son una sino muchas las respuestas correctas (o incorrectas) y que es cuestión de azar que tu escultura de cristal permanezca intacta o se rompa en mil pedazos, en ese caso somos afortunados hay pegamentos bastante potentes, seguramente no vuelva a ser la misma, pero nadie dijo que la de antes, la primera era la correcta.

* La caverna de las ideas ,  José Carlos Somoza. ( Mi nuevo libro-amante )

https://www.youtube.com/watch?v=WqmbqnjbLco (Rock , Paper , Scissors – Katzenjammer)

De Verona a Segovia.

De bonitas ciudades.

Esta mañana he leído un breve relato que contaba como Madrid ya no era una ciudad para bancos, para sentarse en las calles y he decidido cambiar mi paseo diario entre viñedos, por salir a sentarme en alguna de las plazas de Verona.

Estoy sentada en una hermosa plaza llamada Piazza dei Signori , cerca de Dante a unos pocos pasos se encuentra Piazza d´Erbe bulliciosa, preciosa , en el mercado se vende desde verdura y algunas hierbas aromáticas hasta souvenirs de Romeo y Julieta o mascaras de carnaval , en esta época esta repleta de turistas que se toman un café o un aperitivo en las terrazas .

En la que hoy es mi plaza  juegan algunos niños y pasea algún turista despistado que se ha escapado de la manada.

Desde aquí entre palomas curiosas escribo estas líneas,  pienso en la belleza de esta ciudad y no puedo evitar recordar Segovia y como me fascinaba a altas horas de la madrugada las calles y las plazas vacías mientras paseaba con mi compañero de batallas, el Ruly .

Hoy me siento así a plena luz del día.

Mi Segovia, nuestra Segovia ,  la ciudad donde nos lanzamos al mundo (de cabeza) ,  cuando éramos mahonitas , cinco años de titirimundi  de conciertos en la plaza de un comunero, Juan Bravo, de cañas en aquella calle que nos atrapaba casi casi hasta la madrugada , de litronas en la Hontanilla , de sentarnos en cualquier esquina a soñar despiertos y cinco años cerrando el Sabbat cuando el equilibrio era imposible.

El otro día me preguntaron porqué escribía,  más concretamente porqué lo compartía en un blog , creo que es para no olvidar que estoy viajando, escribo para los que están lejos , para que los que me leen me sientan cerca,  como si estuviéramos juntos en esta esquina, para sentirme yo con ellos.

Va a tener razón aquel anuncio de protección solar que decía que cuanto más pasa el tiempo más necesitas estar cerca de la gente que conociste de joven, y no es que me sienta vieja, es sólo que me siento lejos, es el precio que tiene viajar , la recompensa son los nuevos amigos que encuentro por el camino, ( y los que aún están por llegar).

Un abrazo Mahonitas.

DSC_0045

Piazza dei signori , Verona.

mi rincon favorito

Mi Ruly en mi rincón favorito de Segovia.

Disculpen mi rebeldía , mi ortografía.

Lo reconozco se me olvidan las tildes , siempre me ha pasado, de pequeña cuando tenia ocho años descubrieron que necesitaba gafas, cuando leía lo hacia todo seguido sin pausas, sólo diferenciaba los puntos y aparte (siempre me han costado mucho las despedidas).

¡Qué bien! un punto y aparte , puedo respirar. Dudo mucho también con  las exclamaciones,  son bastante exigentes (y vehementes).

 Cometía muchas faltas, sobretodo en escritura.

– Lee , Victoria, lee que así se cura lo de la ortografía.

Pues señores, leí y leo mucho ,  es cierto que cure muchas cosas y que soy invencible al tabú, pero aún confundo algunas letras y pierdo algunas tildes, no puedo evitarlo.

No le doy demasiada importancia, aunque a alguien a quien le gusta escribir , y enseña castellano puro y duro debería tenerla. (que quede por escrito que soy una genial aprendiz de profesora, creo , a pesar de ello.)

Además me encantan los paréntesis  (explico las cosas, que quizá no debería decir, pero que me quedo con  ganas).

Soy una rebelde, por mis venas corre el rock and roll.

Aprendí a escribir comas , puntos y aparte y algunos puntos y finales, estos últimos me cuestan mucho más.

Me contaron (los libros) que el ritmo esta en todo, que hay veces que bailamos lentamente las palabras o las lanzamos rápido y a gritos , sin embargo a veces es mejor no decirlas, la importancia del silencio, ese gran desconocido.

Una vez ame a un hombre a quien no hablaba,

le decía las cosas, así, a lo loco, a miradas.

Ya os lo he dicho , soy una rebelde.

También  separo los porqués cuando  quiero y no debo.

y confundo la derecha y la izquierda y quemo cafeteras, por eso prefiero el té, y digo cosas que no vienen al cuento

y me encanta empezar las frases con  “ y “ aunque una vez me dijeron que no era correcto, pero yo  lo leí en muchos cuentos

y con eso me quedo.

Desde aquí les pido (de corazón ) disculpen mi osadía , mi rebeldía y sobretodo mi ortografía.

Victoria.

“ – ¿ A usted, cómo le gusta el sexo?

y el poeta responde sin titubeos,

– oral y por escrito.”

Gonzalo Fragui.

El recuerdo de Talbi

Hoy Talbi cumple 18 años , es tunecino pero reside desde hace más de un año en Italia.

Lo conocí en clases de italiano,  en el exámen final se me cayeron algunas respuestas, que él disimuladamente hizo suyas,  aunque  las sabía perfectamente sólo buscaba creo,  un poco de emoción , dice que las clases son tremendamente aburridas, siendo honesta para mi a su edad también lo eran.

Formamos parte del mismo grupo de teatro junto con otros inmigrantes de Europa, África y  Asia , la verdad es que las lecciones son bastante lentas, la mayoría no habla fluido el italiano ,  tienen las hormonas revolucionadas y les es difícil concentrarse en el teatro, aún así me gusta estar allí descubro realidades que aunque no son nuevas,  me son lejanas.

Ayer debíamos escribir un pequeño texto con un recuerdo bonito y Talbi nos contó el suyo:

Llego a Italia, como muchos otros de aquella clase escondido con unos amigos en un camión, que a su vez viajaba en un barco de mercancía, nos contaba con voz temblorosa que nunca había pasado tanto miedo, pero que cuando se bajaron del camión y pisaron por primera vez Italia el corazón se le paro al ver un hermoso atardecer que se guardo como señal de buen augurio.

No sabe si podrá ver representada nuestra obra , La Odisea , en unos días viaja a una pequeña ciudad cerca de Pisa a trabajar en el campo algunos meses y no sabe cuando volverá , al cumplir 18 años muchas de las ayudas que recibía por ser menor de edad, se le acaban y debe buscarse la vida , pero dice que no tiene miedo, que lo lleva haciendo desde pequeño, tan sólo quiere ahorrar lo suficiente para poder visitar a su madre y a su hermano pequeño , espera no tardar 20 años como Ulises en regresar a su tierra,  a su Ítaca , aunque dice no le importaría toparse con Nausícaa o alguna sirena en su camino.

Ulises.

Clandestino, Manu Chao.

https://www.youtube.com/watch?v=0TamvrMZl4g